Skip to main content

Posts

Showing posts from 2009
Del dicho al hecho en Navidad.
Tarjetas, postales, correos electrónicos, amigos secretos, regalos, abrazos y más abrazos abundan en Diciembre cuando se festeja la Navidad.Es obligatorio desear cosas buenas, prosperidad, felicidad, paz, armonía y un montón de amor.Si algunas de estas palabras no se incluyen en los textos y discursos, muy probablemente no tenemos ese espíritu que invade la temporada y corremos el riesgo de ser vistos como el “Grinch” o el aguafiestas que nunca falta.Es curioso como la sociedad se viste de un consumismo exagerado.Nadie quiere quedarse por fuera de la gastadera y del jolgorio, total, en el fondo todo vale cuando necesito demostrar que soy buena gente con la gente.Se me ocurrió una noche, mientras esperaba, ponerme a ver lo que sucedía en el estacionamiento de un centro comercial, y esto fue lo que se dio:―Los estacionamientos llenos hasta desbordar.Carros tratando de estacionarse dan vueltas una y otra vez buscando un espacio libre, como animales acechando…
¿PROHIBIDO OLVIDAR?Han pasado veinte años de la invasión militar estadounidense a Panamá.Entrevistas y programas en los medios de comunicación, artículos de opinión, exposiciones fotográficas, círculos de análisis, marchas, misas, actos, y otras iniciativas se han dado en relación a este hecho.Es claramente sabido que entre los panameños hay opiniones a favor y en contra sobre la justificación o node la invasión, y no es un secreto que muchos han elevado las velas aprovechándose de los vientos para llegar a un puerto de conveniencia política.-Hay de todo en la viña del Señor-. Ahora, quiero hablar de algo que he visto que une a los panameños aun con diferencias de opinión.Ambos grupos, justificadores o no de la invasión, acuñaron y enarbolaron en el mismo mástil una sola frase “Prohibido olvidar”.Es curioso que esta frase represente, identifique y aglutine a dos corrientes de ideas tan opuestas de un hecho tan delicado en nuestra historia nacional.Cuando leo o escucho un artículo o pr…
Viaje a la LejaníaDespués de leer Viaje a la Lejanía he logrado re-establecer varias ideas e imágenes que me reafirman las primitivas características que identifican al humano en su incesante, incansable y necesaria búsqueda de ese algo que lo define como ser.Es la comezón en el codo de la existencia, esa acción inevitable de atender el llamado interior manifestado en lo diario, en lo común.Así, esa energía que atraviesa los cuerpos nos evidencia que hay algo de imagen y algo de semejanza también hay.Gorka, uno de esos casos en donde con muy poco trato, me atrevo a dar licencia de amigo, dividió sus escritos en dos momentos de clasificación temática, quizá por las honduras emocionales él quiso separarlo, pero sin dudas, ambos temas son uno, tanto en preocupación como en vivencia.En la sección “El viaje”, trata los asuntos del enamoramiento, el sexo, la exploración y goce de los placeres del cuerpo, como también de las angustias y tormentos, antesala de la locura por la ruptura y separ…
Sin escenario
exposición de Pep Durán
MAC / nov 2009


El mundo a partir de una fracción solo es posible cuando esa fracción contiene las posibilidades de ser todo lo que será y sus extensiones.Así un árbol será un lápiz, y antes de serlo fue semilla.El dibujo es carbón que será edificio, que fue idea, que será casa y quizá nunca será hogar.
Pep Durán plantea en "sin escenario" la construcción de un algo a partir de la fracción que es unidad y se manifiesta a través de un aparente desorden que contiene mucho sentido.La muestra exhibida en el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá atiende al hombre como elemento que se construye se contiene y se sostiene en su propia fracción.Constantes aluciones al teatro, elementos de un aparente sin sentido, encajados, puestos, exhibidos como una gran pregunta que se responde progresivamente.En toda la sala siempre la estrecha presencia humano-cosa mostrada en los objetos menos esperados.
Una serie de collages que muestran el diseño interior de es…
Desde mi mosaico(Interludios. Exposición de Carlos Estévez – Galería Allegro).El geometrismo, círculos, tangentes, cuerdas, forman parte de la intrincada propuesta que Carlos Estévez presenta en sus pinturas.Integración de una fase mecánica que revela una arquitectura interior, quizá como el complejo universo que logra establecer la vida y que integran en unicidad al hombre con todo lo que lo rodea.Cosas de la misma cosa.Planteamientos desde ángulos adyacentes que sustentan el equilibrio entre el mundo material y lo humano, fórmula que se impone necesaria sobre un fondo neutral.Varias de las pinturas y dibujos de Estévez sugieren vértigo, como si el tic-tac de una de esas máquinas que él dibuja cobrara vida en nuestra mente y su sonido se mantuviera como único en el silencio de la galería, acaso el misterio de la vida resuelto.Androides, arañas, instrumentos, piezas elementales en seres generalmente en estricto perfil o totalmente frontales, logran romper la rigidez con todo el aparej…
El diario de Thura
Mi amigo José Isaac me prestó “El diario de Thura”, un libro que narra los días de una jovencita irakí, sus vivencias y la de sus familiares en la guerra de Irak contra la coalición encabezada por Estados Unidos en 2003.El diario de Thura Al-Windawi es de fácil lectura pues no tiene complicaciones existenciales, a lo más algunas cavilaciones de la autora sobre lo que es bueno o malo, sobre su condición de mujer en una sociedad dominada por el hombre, y su visión de oriente y occidente.Su estructura de hechos consecutivos muestra sin mayor detalle las dificultades de las guerras y la esperanza como alivio.Particularmente creo, y a pesar de la buena intención del personaje principal, que el mostrar la historia a través de los ojos de una joven irakí de clase media, hija de padre profesional (que vivieron en Londres), no fue casual ni realmente natural.Pienso que hubo planeación, sino cuando se veía venir la guerra, entonces mientras se daba, y digo esto basándome en la…
Una mujer que se pinta la cara, hace sonidos extraños en voz alta, se quita los zapatos y se pone ropa negra.
¿Acaso debo tener miedo a su mirada?

Ella habla como si fuera varias personas, como si en su adentro habitaran hombres, mujeres, brujas, políticos.

Vuelve y me mira, con sus ojos crudos, despintados.
¿Acaso debo temer a lo que dice?

Ella es plural. El singular y el plural en mi mente, ella es coherente a pesar de todo. Ella es género y número.

Sus pies maravillosos la mueven de un lado a otro del tiempo. Mi reloj es testigo de sus minutos.

Me mira como viendo a través de las cosas (muy probablemente es un trance o yo no estoy en la silla).

Dale y dale al cuerpo que se mueve, trapos negros, voces extrañas y ojos que reflejan el alma y me encierran en un cuarto lleno de espacio, de paredes negras y de un recuerdo extraño de sensaciones. Calidoscopio antojado de vida.

Así es. Surge un aplauso, otro y otro más, surgen manos que dan las gracias, y sonrisas y algún abrazo se cuela tambi…
Pinceles que trabajan de noche, pintando, haciendo.

Muchos pinceles, de noche, hacen brochitas, pintan.

La luna alumbra, al pintor, idealista, vampiro.
Mariposas

Nuevamente encuentro en el aire el susurro de tus dedos,
la tentación de decirme algo, en silencio, como si nada pasara.
Antes que llegaras una voz te anunció.-Aprendiste a hacerlo-.

¿Por qué te represas junto a las lágrimas? ¿Acaso crees que te hará fuerte un grito en el vacío?
Ya viniste, y sola.Ahora sabes la belleza de encontrarte, porque tus palabras son para tí, y yo, la excusa para escucharte, descubrirte.Mira, llegan las mariposas, parecen erráticas, pero esos signos que dibujan, caracoles de aire, ya estaban trazados antes de que existiéramos.
Nada hay en sus aleteos que tú no sepas.
Pronto volarán sobre tus mares, consolándolos en una calma necesaria, primitiva. Tú serás diosa de los vientos, y yo el azul que tiñe el mar y pinta el cielo, sin poder desunirlo, porque nos contenemos, porque viendo a uno, ves al otro.Nada podrán hacer los extraños, ni la bestia.No entienden. Su ignorancia es un árbol seco, guarida de nadie, escondite de sus inalcanzables deseos.Así me lo co…