Skip to main content

Posts

Showing posts from February, 2010
Haití, los espíritus en la tierra.Ojos que te miran directo a lo desconocido.Lenguas frenéticas, asomadas en sus guaridas de huesos y sal.Cuerpos deshinibidos.Esperanza negra, blanca, roja, violeta, cifrada en velas, cruces, licor y agua.La vida maquillada de muerte, y los hombres pidiendo a los muertos riqueza, invulnerabilidad, salud, prosperidad.¿Acaso no es el hombre creación de Dios?¿Dónde encuentra la súplica su germinación? ¿No viven ya los espíritus en la tierra?La esperanza de un pueblo, la figura tangible del espíritu invocado, el trato y contrato resuelto con lo que está más allá de lo comprensible, la devoción religiosa que sustenta el todo.Haití, tierra y mar, negros esclavos, lamento lúgubre y doloroso que se escucha en el monte cuando la negra pare más esclavitud y más esperanza rebelde.La alianza Vudú nacida en el corazón, de cambiar la opresión por libertad.Los espíritus andan la tierra, la selva, el río y los vientos, llegan de un sitio distante, un lugar conocido en…
“El hilito”Llegó a mis manos, a mis ojos, por tropiezo en la biblioteca de mi sobrina Mariel, un libro como pocos, de una profundísima belleza y sencillez inusual, “El hilito”.El hilito es un libro pequeño, un cuadrado de 4.5 pulgadas, impreso a dos tintas, verde y negro.El hilito es una narración de lo que es la realidad, la describe sin describirla, porque uno como lector, mientras lee, piensa en su realidad.El libro es una inducción a verse en un paralelo formidable, una acción inmediata, como si se tratara de dos pistas superpuestas, una en la lectura, otra en la singularidad de nuestra realidad.Para mí, lo sustancial de El hilito es que sus textos son brevísimos y acertados, escasa una línea muy corta;además el complemento gráfico con dibujos lineales sencillos que contienen la profundidad de ese texto minimalista, pero capaces de condensar, sintetizar la idea rotundamente.¡Qué manera de enfocar la realidad!El tino de manejar un tema tan complejo de una manera tan sencilla no es …