Skip to main content

Posts

Showing posts from May, 2008
Hace algunos domingos realizaron un debate con los aspirantes a la presidencia del país.
No sé que dijeron porque no lo ví ni lo oí. Creo que no fue muy distinto a lo que siempre dicen (por experiencias anteriores), y que a la hora que están ya en el puesto, se olvidan, se complican, las obvian o por la razón que sea, las incumplen.

Lo que sí sé es que por ahora son accesibles, son cariñosos, sonrientes, entremetidos con el carretillero, el buhonero, la vendedora de frituras y besadores de abuelas bocachas y niños también bocachos. Ya después habrá que entender que los guardaespaldas y los asesores son los que impiden que el populacho se les acerque. Entonces será cuando se reunan en cómodos restaurantes con sus financiadores de campaña para ver como se acomodan las co$as.

Quizás los esté aburriendo, y eso es lo que no quiero, como tampoco dejé que me aburrieran ese domingo demagógico y fue cuando decidí lavar un poco de calzoncillos sucios.
Estimado amigo David, no es primera vez que me pasa, aunque hasta anoche creo haber encontrado la respuesta a tan terrible situación.

En un tablillero que tengo en casa acomodé algunos libros que en su momento leí. Cuando me paro frente a ellos y repaso sus lomos con la intención de releer alguno, caigo en el desconcertante abismo de no acordarme de qué tratan, es como si por primera vez los estuviera viendo. Comprenderás que la angustia empieza a crecer cuando tomo alguno, veo la portada, la contraportada y repaso sus hojas con la esperanza de que algún pasaje me revele una pista, jalar un hilo por donde se derramen los recuerdos... pero nada.

Me acosté casi a medianoche.
Tratanto de calmarme cerré los ojos y recordé que meses atrás fui abducido por seres exógenos. Concluí que ésta era la razón que afecta mi memoria.

Cuando desperté en la mañana, llevé el libro de H. P. Lovecraft junto a los otros.
Después de meses de ausencia... regreso.
Eso espero, porque la ida tamién es llegada [a otro lugar]
de manera que siempre será un regreso.
Con manos y pies, ojos y voz.