Tuesday, June 13, 2006














Entré al depósito que permanecía completamente oscuro. Palmo a palmo me orienté hasta alcanzar la lámpara que había dejado en el piso.

Cuando encendí la luz el resplandor alumbró su rostro, la cadena lo mantenía atado a la columna, la única diferencia con la vez anterior, es que ahora sonreía desorbitado.

No comments: