Skip to main content

Tajada de sandía... 1856



El ferrocarril transístmico se construyó en 1850 - 1855
y contribuyó a desplazar aventureros
de la fiebre del oro en California.


Incidente: tajada de sandía.
15 de abril de 1856.

El cuchillo no era de los grandes, era uno mediano, de cacha blanca veteada.  La hoja era gruesa, gris mate y de alma curva, con la punta gastada y deforme por las extensas amoladas con piedra.  Lo había comprado en una tienda en el mercado hace unos años y la vaina de cuero, que se perdió en la basura con las cáscaras de las frutas, fue reemplazada por un cartón viejo, doblado y amarrado con hilo de pescar.

La primera ensartada que le metió el pariteño al gringo fue después que éste le estrellara un puñete en la cara.  José Manuel Luna cayó al piso y se levantó como pudo, al agarrarse de una caja de tablas sintió que la casualidad le entregaba en la palma de la mano el viejo cuchillo.  Más rápido que ligero lo desenfundó del cartón y se lo mandó sin ningún cálculo al gringo que lo recibió en la barriga grasienta.  Se le hundió completo, hasta la cacha, y ahí le reboto la mano. La segunda mandada fue un poco más arriba, por el costillaje, donde encontró algo de resistencia por lo complicado del trayecto, antes de reventarle un pulmón.  El gringo Oliver brotaba abundante sangre, de ahí Luna se debitó más que el real de la discutida sandía, porque otro gringo, menos borracho, lo había cancelado antes que empezaran a tirar bala.  El panameño estaba cobrando toda la cabreazón acumulada que había.

Cuando el gringo tirado en la tierra dejó de moverse, Ernesta se metió a la cantina pensando que su cuenta también quedó paga. 

jllc / 14 abril 2014

Comments

Popular posts from this blog

Derivaciones concretas

Fui a la exposición “Derivaciones concretas”.  Formas geométricas (como todo en la vida), geométrico.  Lógicas.  Cuadrados, rectángulos, colores planos.  Ángulos rectos y siguen los colores planos.  Me sugieren a Alemania, no sé por qué, quizá una revista en el subconsciente.
Carlos Evangelista (español).  De repente rompe la línea recta con una curva, un arco en metal.  Esculturas de acero, cortado, doblado, pintado.  Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo… plano.
Cortar el metal, doblarlo, soldarlo, eliminar el cordón de soldadura, la rebaba y que se vea bien acabado no es fácil.  Sin embargo una curva da la esperanza por lo arriesgado a diferencia de la línea recta que es predecible.
Para mí se conjugan dos cosas en la exposición.  El pensamiento curvo y el pensamiento recto.  Los analistas puros, intransigentes y los permeables, aquellos que permiten otras cosas.
El color plano a ese tamaño no me conmueve.  Más lo hace la limpieza del trabajo, de los empates bien logrados.  Es…

Dony y Rolando

Dony, la esposa de mi primo Rolando falleció en enero de este año.  La conocí más o menos  hace 23 años cuando empezaban de novios.  La enfermedad fue la causa de su partida.  Su funeral, triste por recordación, dolor y duelo también fue uno de los actos más hermosos que he vivido, y lo digo así porque ante el hecho evidente de la muerte, se respiraba vida.  Un corazón desgarrado es como una amputación.  Tener que enfrentar la ausencia inmediata conlleva pensamientos, internalizaciones, enojo, por qués.  Es vivir la duda existencial como protagonista, es cuestionar en un hilo de culpas desde lo ínfimo hasta al mismo Dios.
En un momento de acercamiento Rolando habló frente a todos, acompañado de sus dos hijos. Esta fue una relación… ¡Perfecta!, dijo.  Perfecta porque tuvimos problemas,  porque tuvimos dificultades muchas veces, pero fue perfecta porque nos tuvimos para seguir adelante.
Y digo yo, en la imperfección humana se construye sin las pretensiones exageradas de un perfeccionis…