Monday, April 14, 2014

Tajada de sandía... 1856



El ferrocarril transístmico se construyó en 1850 - 1855
y contribuyó a desplazar aventureros
de la fiebre del oro en California.


Incidente: tajada de sandía.
15 de abril de 1856.

El cuchillo no era de los grandes, era uno mediano, de cacha blanca veteada.  La hoja era gruesa, gris mate y de alma curva, con la punta gastada y deforme por las extensas amoladas con piedra.  Lo había comprado en una tienda en el mercado hace unos años y la vaina de cuero, que se perdió en la basura con las cáscaras de las frutas, fue reemplazada por un cartón viejo, doblado y amarrado con hilo de pescar.

La primera ensartada que le metió el pariteño al gringo fue después que éste le estrellara un puñete en la cara.  José Manuel Luna cayó al piso y se levantó como pudo, al agarrarse de una caja de tablas sintió que la casualidad le entregaba en la palma de la mano el viejo cuchillo.  Más rápido que ligero lo desenfundó del cartón y se lo mandó sin ningún cálculo al gringo que lo recibió en la barriga grasienta.  Se le hundió completo, hasta la cacha, y ahí le reboto la mano. La segunda mandada fue un poco más arriba, por el costillaje, donde encontró algo de resistencia por lo complicado del trayecto, antes de reventarle un pulmón.  El gringo Oliver brotaba abundante sangre, de ahí Luna se debitó más que el real de la discutida sandía, porque otro gringo, menos borracho, lo había cancelado antes que empezaran a tirar bala.  El panameño estaba cobrando toda la cabreazón acumulada que había.

Cuando el gringo tirado en la tierra dejó de moverse, Ernesta se metió a la cantina pensando que su cuenta también quedó paga. 

jllc / 14 abril 2014

No comments: