Skip to main content

Hermano del alma

¡Los cuento y me sobran dedos en una mano! Eso escucho decir sobre los amigos… son escasos. Pero, ¿cuál es el requisito para ser amigo? ¿Fidelidad, presencia, frecuencia, compartir secretos, consejería, prestar plata, soportarse, afinidad? —No sé—.

Parece que es muy bien visto repetir sentencias hermosas sobre lo que debe ser la amistad. Esas las podemos escuchar en los concursos de belleza o en las revistas matutinas de la televisión, pero entre lo que debe ser y lo que es hay un espacio que se llena solamente cuando “soy”.

Desde mi punto de vista hay dos períodos que resaltan en la adquisición de amigos. Uno es en la niñez, cuando la emoción priva sobre la razón y el otro, cuando siendo adultos la razón confía en la emoción. He podido comprobar que en ambos casos surge un código secreto de conducta, tan secreto que no se enumera ni se expresa, sólo se usa. Y si por alguna razón, en algún momento, una o ambas partes sintieran que algo los afecta o incomoda siempre habrá una puerta infaltable: la comunicación sincera y humilde. Sólo tendrán llave de esa puerta aquellos que construyeron bien, otros sólo verán una puerta cerrada o quizá ni la tengan.

Con el tiempo he comprendido que para ser o tener amigos no hay que poner tantas trabas. Es como enamorarse (guardando la diferencia), simplemente se da. Cada quien sabrá qué tiene y qué busca, de esta manera se cumple una máxima que decía mi abuela “cuando dos culos se conocen, desde lejos se saludan”.

jairo llauradó

febrero 2011

Comments

Popular posts from this blog

Derivaciones concretas

Fui a la exposición “Derivaciones concretas”.  Formas geométricas (como todo en la vida), geométrico.  Lógicas.  Cuadrados, rectángulos, colores planos.  Ángulos rectos y siguen los colores planos.  Me sugieren a Alemania, no sé por qué, quizá una revista en el subconsciente.
Carlos Evangelista (español).  De repente rompe la línea recta con una curva, un arco en metal.  Esculturas de acero, cortado, doblado, pintado.  Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo… plano.
Cortar el metal, doblarlo, soldarlo, eliminar el cordón de soldadura, la rebaba y que se vea bien acabado no es fácil.  Sin embargo una curva da la esperanza por lo arriesgado a diferencia de la línea recta que es predecible.
Para mí se conjugan dos cosas en la exposición.  El pensamiento curvo y el pensamiento recto.  Los analistas puros, intransigentes y los permeables, aquellos que permiten otras cosas.
El color plano a ese tamaño no me conmueve.  Más lo hace la limpieza del trabajo, de los empates bien logrados.  Es…
Hospital Da Vinci, Dalí.

Visité la exposición de Da Vinci y Dalí en el Hospital Santo Tomás... el Elefante blanco. El primer paso, entrar por un pasillo que me llevaría a la barriga del Elefante para encontrarme con la sospecha de lo que vería y con el nombre de dos monstruos que por separado dan hilo suficiente para hablar de ellos.
Da Vinci, sus inventos, sus códigos, pinturas. Mil cosas. Que si la propuesta de un aparato volador, una metralleta de 360 grados, un tambor automático, un banco para dibujar perspectivas, cojinetes y balineras, medidores de la fuerza del viento, el traje de un buzo, y un montón de cosas más. Por otro lado, la mona lisa y sus misterios, qué pasó con las pestañas, la pedrada que le dio un loco, Napoleón la tenía en el baño, el experimento, la fotografía que le tomaron con miles de pixeles. Como dice mi amigo Alex, toda la parafernalia, todo el andamiaje, hasta los índices táctiles en grandes pantallas para mostrar el genio y creatividad de un hombre.
Lue…